Torta Tenerina

La torta tenerina es un pastel típico de la ciudad de Ferrara, que gracias a su exquisitez ha conquistado todo el país… ¡nadie puede resistirse a un trozo de este fantástico pastel! ¿Es gracias a su fragante corteza o a su textura derretida que se derrite en la boca con todos los sabores? Nos hemos enamorado de ambos, pero una cosa es cierta: su intenso sabor a chocolate une a todos. La torta tenerina es un pastel con pocos ingredientes, sin levadura, que tiene la particularidad de permanecer bajo y húmedo en su interior, tal y como su nombre indica: en el dialecto de Ferrara también se le llamaba «Torta Taclenta», que en italiano significa pegajoso. Un postre sencillo de hacer, con éxito garantizado, perfecto también para celebrar a los papás y para realzar todo su sabor trate de servirlo junto con una delicada crema de mascarpone, sentirá esa bondad… ¡perfecto para cualquier ocasión y para el día del padre!

  • Prep Time20 min
  • Cook Time35 min
  • Total Time55 min
  • Ready in60mn
  • Yield8 perseonas
  • Energy395 cal
  • Total Cost9€
  • Cost per Serving1,20€
  • Cuisine
    • Italian
  • Course
    • Appetizer
    • Soup

Ingredientes

  • Chocolate negro 200 g
  • Mantequilla 100 g
  • Promedio de huevos 4
  • Azúcar 150 g
  • Harina 00 50 g

Preparación

Preparing the spices

1

Para preparar la tarta empiece a picar finamente el chocolate, luego transfiéralo a una bastonela colocada en una cacerola con agua (posiblemente el agua no debe entrar en contacto con el fondo de la bastonela o la olla en la que vertió el chocolate) y derrítala al baño maría, revolviendo continuamente. Sólo cuando el chocolate ya esté derretido, pero no demasiado caliente, añade la mantequilla picada.

2

y dejar que éste se derrita también y siga agitándose. Dado que la temperatura exacta de fusión del chocolate es de alrededor de 50°, la mantequilla debe añadirse sólo cuando el chocolate se haya fundido, asegurándose de que no exceda su punto de fusión (que es de alrededor de 32°), y así evitar que se separe. Deje que la mezcla de chocolate y mantequilla se enfríe, revolviéndola de vez en cuando, y mientras tanto separe las yemas de las claras de huevo en dos tazones diferentes y espaciosos. En este punto se añade el azúcar a la última mitad y se bate hasta que la mezcla esté firme y espumosa.

3

Ponga a un lado las claras de huevo y vierta el azúcar restante en las yemas, luego bata todo a velocidad moderada hasta obtener una mezcla clara y espumosa. En este punto, con los látigos aún en acción, vierta la mezcla de chocolate y mantequilla ya caliente,

4

y sigue golpeando hasta que consigas un compuesto uniforme. En este punto se añaden las claras de huevo batidas varias veces: inicialmente se añaden alrededor de 1/3 de las claras de huevo revolviendo con una espátula o un batidor.

5

Luego incorpore las restantes claras de huevo esta vez revolviendo suavemente desde el fondo hacia arriba. Añade la harina en un espolvoreo y siempre revuelve con una espátula haciendo movimientos suaves de abajo hacia arriba.

6

para obtener un compuesto suave y uniforme. En este punto mantequilla y harina un molde con bisagras de 23 cm (así será más fácil desmoldar el pastel) y verter dentro la mezcla recién preparada. Hornee en un horno estático precalentado a 180° durante 30-35 minutos (no recomendamos el uso de un horno ventilado, que podría hornear el exterior del pastel demasiado y el interior demasiado poco).

7

Una vez horneado, deja que tu pastel se enfríe antes de sacarlo del horno y espolvoréalo con azúcar glasé.

Te gusta ?

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkdin
Share on Pinterest
Thierry Gustin

Thierry Gustin

Apasionado de cocina desde muy pequeño he viajado en muchos paises para descubrir nuevos sabres. Hoy comparto mi experiencia con esta Web. Espero que que le guste la hice con mucho gusto !

Quieres conocer nuevas recetas ?